Salmo 29 | Explicación y cómo aplicarlo en la vida

salmo 29
Índice
  1. Explicación del Salmo 29
  2. Cómo aplicar el Salmo 29 en la Vida
  3. Preguntas frecuentes del salmo 29

Poder y gloria de Jehová
Salmo de David.

 

1 Tributad a Jehová, oh hijos de los poderosos,

Dad a Jehová la gloria y el poder.

Salmo 29:1

2 Dad a Jehová la gloria debida a su nombre;

Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad.

Salmo 29:2

3 Voz de Jehová sobre las aguas;

Truena el Dios de gloria,

Jehová sobre las muchas aguas.

Salmo 29:3

4 Voz de Jehová con potencia;

Voz de Jehová con gloria.

Salmo 29:4

5 Voz de Jehová que quebranta los cedros;

Quebrantó Jehová los cedros del Líbano.

Salmo 29:5

6 Los hizo saltar como becerros;

Al Líbano y al Sirión como hijos de búfalos.

Salmo 29:6

7 Voz de Jehová que derrama llamas de fuego;

Salmo 29:7

8 Voz de Jehová que hace temblar el desierto;

Hace temblar Jehová el desierto de Cades.

Salmo 29:8

9 Voz de Jehová que desgaja las encinas,

Y desnuda los bosques;

En su templo todo proclama su gloria.

Salmo 29:9

10 Jehová preside en el diluvio,

Y se sienta Jehová como rey para siempre.

Salmo 29:10

11 Jehová dará poder a su pueblo;

Jehová bendecirá a su pueblo con paz.

Salmo 29:11

Explicación del Salmo 29

El versículo 1 nos plantea el impulso natural que tienen los seres humanos a adorar. Cuando consideramos que algo es sublime, le brindamos la atención y devoción. Y mientras más grande sea lo que presenciemos o sintamos, aún mayor será nuestro enfoque en rendirle pleitesía. 

Independientemente de las cosas que veamos y por muy radiante que sea su belleza, lo que realmente merece nuestra glorificación es el Señor. Solo Él es el autor de los conocimientos, de la belleza y de todo lo que ocurre en nuestra vida. Es Él quien creó todo lo que existe y conocemos. No hay nada que se asemeje a Él en la tierra. Así que controlemos nuestra tendencia a adorar, y centremos en darle la alabanza al único que se la merece. 

Es por esta razón que el salmo inicia con una invitación a la adoración, pero se enfoca en una adoración genuina, al único que es digno de la alabanza. El salmista nos indica que adorar es 'dar'. No solo tiempo, sino también afectos, talentos y recursos. Podríamos decir que adorar es darse en ofrenda ante Dios. 

A través de este texto comprendemos que no estamos capacitados para proporcionarle a Jehová 'el poder y la gloria'. En el momento que afirmamos que hay que 'darle gloria', lo que se quiere decir es que tenemos que hacer hincapié en su majestuosidad, dignificarle delante de los demás, alabarle ante la multitud. 

Cuando adoramos a Dios, le estamos dando algo que le pertenece por naturaleza. Todo lo que somos debe ser consagrado ante el Señor, ya que Él es quien permite todas las cosas. Las razones para glorificarlo siempre están a la vista. 

El versículo principal de este salmo invita a los 'hijos de los poderosos'. Te podrás preguntar ¿y quiénes son ellos? Esta frase también la encontramos en otros salmos, como salmo 82, donde nos da una explicación de esto. Hace referencia a todos los que son parte del estrado divino, esto implica los dioses paganos, los ángeles y los poderosos del reino de las tinieblas. 

La invitación que está en este salmo no se limita únicamente a los seres espirituales, sino que implica una variedad de individuos, dentro de todos los estratos existenciales para que le rindan pleitesía al único que es digno de ser honrado. Se podría decir que este salmo nos da todas las razones necesarias para darle la gloria al Padre. 

Cómo aplicar el Salmo 29 en la Vida

Si queremos aplicar este salmo en nuestra vida, tenemos que tener en claro el mensaje que intenta transmitirnos. ¡Y aquí te lo explicaremos!

En primer lugar, consideremos que a través de este salmo podemos tener la noción de que el Señor está por encima de las potestades y principados. El Padre se manifiesta como un ser más sublime que ellos, por lo que el texto los incita a brindarle la honra por este hecho. 

En el momento que un adorador genuino se dirige a Dios, de todo corazón; comienza a alabarlo y glorificarlo, y lo hace con toda santidad. Es una actitud que tenía David, por lo que es algo que debemos imitar. Apliquemos este salmo en la vida comportándonos como David lo hacía con el Padre ¡Él en sus salmos nos enseña cómo proceder en nuestra actitud frente al todopoderoso!

En los últimos versículos de este salmo nos indica que cuando Dios habla, la tierra tiembla. Su poder hizo que acontecieran eventos de una magnitud elevada a escala mundial, como el diluvio. Así que hemos de esperar que de su mano acontezcan inagotables maravillas. Él está sentado en su trono como rey, por la eternidad. Y lo destaca al mando de un ejército. Por este motivo es llamado Jehová de los ejércitos. 

Este escrito nos deja en claro que Jehová posee un poder inigualable, y Él gobierna en medio del caos y la tormenta. La declaración final de este salmo es muy conmovedora, ya que el mismo Dios que tiene un poder avasallador, es quien proporciona fuerzas a su pueblo, a la vez es quien lo bendice y da la paz que necesita. 

El reinado de Dios es universal. Y por mucho que resulte ensordecedor, Él se manifiesta por todos lados, inclusive, en medio de la tormenta. Aunque tampoco podemos desestimarlo en los momentos de calma, cuando aun su mano se encuentra presente.

Como has podido leer, este salmo nos da motivos para darle la honra a Dios. Es la forma más adecuada de aplicarlo en la vida. Glorificando al Padre por todo lo que es, lo que hace y lo que permite. 

Preguntas frecuentes del salmo 29

Al terminar de leer este salmo, es probable que tengas algunas dudas. En este segmento te las solventaremos.

¿Qué significa el salmo 29?

Este salmo nos proporciona razones para glorificar a Dios, ya que es una llamada de acción, o bien, de adoración, donde invita a toda la creación de Jehová a rendirle tributo y alabanza. 

¿Quién escribió el salmo 29?

Fue escrito por el rey David.

¿Qué quiere decir el salmo 29?

La comprensión del poder de Dios es manifestada en este escrito. El autor nos invita a darle la honra al Padre y nos especifica los motivos de por qué debemos hacerlo. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

DetrasDelSalmo.Com utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Para continuar, tiene que aceptar su uso. Leer más.