Salmo 69 | Explicación y cómo aplicarlo en la vida

salmo 69
Índice
  1. Explicación del Salmo 69
  2. Cómo aplicar el Salmo 69 en la Vida
  3. Preguntas frecuentes del salmo 69

Un grito de angustia
Al músico principal; sobre Lirios. Salmo de David.

 

1 Sálvame, oh Dios,

Porque las aguas han entrado hasta el alma.

Salmo 69:1

2 Estoy hundido en cieno profundo, donde no puedo hacer pie;

He venido a abismos de aguas, y la corriente me ha anegado.

Salmo 69:2

3 Cansado estoy de llamar; mi garganta se ha enronquecido;

Han desfallecido mis ojos esperando a mi Dios.

Salmo 69:3

4 Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza los que me aborrecen sin causa;

Se han hecho poderosos mis enemigos, los que me destruyen sin tener por qué.

¿Y he de pagar lo que no robé?

Salmo 69:4

5 Dios, tú conoces mi insensatez,

Y mis pecados no te son ocultos.

Salmo 69:5

6 No sean avergonzados por causa mía los que en ti confían, oh Señor Jehová de los ejércitos;

No sean confundidos por mí los que te buscan, oh Dios de Israel.

Salmo 69:6

7 Porque por amor de ti he sufrido afrenta;

Confusión ha cubierto mi rostro.

Salmo 69:7

8 Extraño he sido para mis hermanos,

Y desconocido para los hijos de mi madre.

Salmo 69:8

9 Porque me consumió el celo de tu casa;

Y los denuestos de los que te vituperaban cayeron sobre mí.

Salmo 69:9

10 Lloré afligiendo con ayuno mi alma,

Y esto me ha sido por afrenta.

Salmo 69:10

11 Puse además cilicio por mi vestido,

Y vine a serles por proverbio.

Salmo 69:11

12 Hablaban contra mí los que se sentaban a la puerta,

Y me zaherían en sus canciones los bebedores.

Salmo 69:12

13 Pero yo a ti oraba, oh Jehová, al tiempo de tu buena voluntad;

Oh Dios, por la abundancia de tu misericordia,

Por la verdad de tu salvación, escúchame.

Salmo 69:13

14 Sácame del lodo, y no sea yo sumergido;

Sea yo libertado de los que me aborrecen, y de lo profundo de las aguas.

Salmo 69:14

15 No me anegue la corriente de las aguas,

Ni me trague el abismo,

Ni el pozo cierre sobre mí su boca.

Salmo 69:15

16 Respóndeme, Jehová, porque benigna es tu misericordia;

Mírame conforme a la multitud de tus piedades.

Salmo 69:16

17 No escondas de tu siervo tu rostro,

Porque estoy angustiado; apresúrate, óyeme.

Salmo 69:17

18 Acércate a mi alma, redímela;

Líbrame a causa de mis enemigos.

Salmo 69:18

18 Tú sabes mi afrenta, mi confusión y mi oprobio;

Delante de ti están todos mis adversarios.

Salmo 69:19

20 El escarnio ha quebrantado mi corazón, y estoy acongojado.

Esperé quien se compadeciese de mí, y no lo hubo;

Y consoladores, y ninguno hallé.

Salmo 69:20

21 Me pusieron además hiel por comida,

Y en mi sed me dieron a beber vinagre.

Salmo 69:21

22 Sea su convite delante de ellos por lazo,

Y lo que es para bien, por tropiezo.

Salmo 69:22

23 Sean oscurecidos sus ojos para que no vean,

Y haz temblar continuamente sus lomos.

Salmo 69:23

24 Derrama sobre ellos tu ira,

Y el furor de tu enojo los alcance.

Salmo 69:24

25 Sea su palacio asolado;

En sus tiendas no haya morador.

Salmo 69:25

26 Porque persiguieron al que tú heriste,

Y cuentan del dolor de los que tú llagaste.

Salmo 69:26

27 Pon maldad sobre su maldad,

Y no entren en tu justicia.

Salmo 69:27

28 Sean raídos del libro de los vivientes,

Y no sean escritos entre los justos.

Salmo 69:28

29 Mas a mí, afligido y miserable,

Tu salvación, oh Dios, me ponga en alto.

Salmo 69:29

30 Alabaré yo el nombre de Dios con cántico,

Lo exaltaré con alabanza.

Salmo 69:30

31 Y agradará a Jehová más que sacrificio de buey,

O becerro que tiene cuernos y pezuñas;

Salmo 69:31

32 Lo verán los oprimidos, y se gozarán.

Buscad a Dios, y vivirá vuestro corazón,

Salmo 69:32

33 Porque Jehová oye a los menesterosos,

Y no menosprecia a sus prisioneros.

Salmo 69:33

34 Alábenle los cielos y la tierra,

Los mares, y todo lo que se mueve en ellos.

Salmo 69:34

35 Porque Dios salvará a Sion, y reedificará las ciudades de Judá;

Y habitarán allí, y la poseerán.

Salmo 69:35

36 La descendencia de sus siervos la heredará,

Y los que aman su nombre habitarán en ella.

Salmo 69:36

Explicación del Salmo 69

David ofrendó oraciones con súplicas y lágrimas. Puso su confianza en el único que podía salvarle de la muerte, y Él oyó sus oraciones. Es interesante que el versículo 1 se presente de esta manera, en vista a lo jubiloso que fue el salmo anterior. Esto nos permite comprender un poco de la forma en que están entretejidas las aflicciones y glorias del redentor. 

La angustia corporal no es la queja inmediata del autor. Comenta la aflicción poderosa que le destruía el alma. Y nos enseña que, independientemente cómo nos sintamos, Dios tiene la capacidad de socorrernos. Nos pasará similar a Pedro, que cuando comenzó a hundirse clamó al señor "porque perecía". 

El versículo dos nos plantea a un David, metafóricamente, “ahogado”. Todo cedía bajo sus pies. Era necesario que restaurara su relación con el Señor para que fuese expiado de la situación que lo había llevado a ese nivel. El autor nos dice que está "hundido en un cieno profundo". Recordemos que estos versículos también hacen referencia a la situación que padeció el mesías cuando estuvo en este plano.

Las personas que echaban mano a Jesús estaban regocijadas de poder ayudarle. Y ese regocijo lo sentimos nosotros cada vez que el Señor nos apoya. El Señor Jesús detuvo la ira del omnipotente, y nos permitió por siempre gozar del amor de Jehová. 

Son contadas las personas que siguen al Señor hasta el punto de llegar a desfallecer físicamente. David dice que "su garganta ha enronquecido", clamando al Dios verdadero. Es más probable que la mayoría de las personas se queden enronquecidos hablando de cosas banales con los hombres, antes que hacerlo suplicando al Padre. 

La clave es que las oraciones nos impulsen a sentir ese fervor que tuvo el rey David, ya que nuestra naturaleza pecaminosa nos demanda oración para "evitar caer en tentación". Y mientras más oremos, mejor. 

En ciertas circunstancias deberemos orar hasta que los ojos desfallezcan y la garganta se haya enronquecido. Esta es la forma de tener comunión con el Señor, como comprender algo más de sus sufrimientos. Tenemos que aprender a velar con Él, como mínimo, por horas. Hay que buscar sus caminos. Buscarlo en oración es la clave para sumergirnos a seguir su voluntad. 

Cómo aplicar el Salmo 69 en la Vida

Si quieres aplicar este salmo a tu vida, debes comprender las distintas metáforas con las que nos habla. ¡Y aquí te lo explicaremos!

En el versículo 5 dice: "Oh, Dios, tú conoces mi insensatez". Es algo que claramente podía decir David, pero no era aplicable en el Hijo de Hombre. Recordemos que nuestros pecados no son ocultos para Dios. 

El versículo 6 nos hace hincapié en que aquellos que no creen en Dios están enfocados en poner en una situación compleja la fe de los siervos de Jehová. Este versículo nos da a entender que David no quería que su situación fuese motivo para que sus enemigos blasfemaran contra Dios, alegando que Él lo había abandonado.  

Cuando hablamos del mesías podemos entender que, aun en la desesperación, no hubo palabra de queja que se le escapara, ya que no existía queja en su corazón. Jesús siempre se mantuvo firme. Y este es uno de los mensajes que este salmo intenta transmitirnos. Resultó, al final, ser un vencedor. Cuando nosotros nos mantenemos firmes hasta el final, nuestra confianza en Dios se acrecienta, porque Él nos sustenta y nos brinda la posibilidad de ir a otro nivel espiritual. 

El versículo 7 sigue haciendo referencia a la condición de Jesús. Ya que Él decidió enseñar la verdad y hacer la voluntad del Padre, el pueblo se indignó, y más aún después de haberse declarado como Hijo de Dios, lo que hizo que los sacerdotes se molestaran. El fondo de la disputa era que Él se encontraba con Dios, mientras que los fariseos lo único que se encontraba eran interesados era en buscar su propio honor. 

Una de las cosas más importantes de este salmo, en relación con la aplicación que podemos darle a nuestra vida, se centra en buscar ser imitadores de Cristo, ya que Él fue modelo en todo ante los ojos de Dios. Apliquemos este salmo en la vida de esta manera, siguiendo los caminos de Cristo Jesús. 

Preguntas frecuentes del salmo 69

Porque terminaste de leer este salmo, es probable que tengas ciertas dudas relacionadas. ¡Aquí procuramos solventártelas!

¿Qué significa el salmo 69?

Este salmo nos permite comprender el estado de angustia que estaba padeciendo David. También nos deja conocer más sobre la condición del mesías, ya que, metafóricamente, también hace referencia a Él.

¿Quién escribió el salmo 69?

El rey David fue el escritor de este salmo.

¿Qué quiere decir el salmo 69?

Este salmo nos induce a conocer más sobre el estado de Jesucristo, quien era perseguido por los líderes religiosos y políticos de tu época. Nos permite comprender el tipo de comportamiento que le agrada al Señor. Como dice la palabra “Sed imitadores de Cristo”, y este salmo es la base fundamental para poder serlo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

DetrasDelSalmo.Com utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Para continuar, tiene que aceptar su uso. Leer más.