Salmos para la salud de los enfermos

No hay en esta vida pena que Dios no pueda librar ni dolor que no pueda sanar. Para su mano milagrosa no hay enfermedad grande y todo lo que necesitamos para acceder a su gloriosa bendición es fe, una fe a la que podemos acceder gracias a los poderosos salmos que nos ayudarán a clamar ante nuestro Padre por salud y bienestar.

5 salmos para la salud

salmos para la salud

A continuaci√≥n te presentamos los 5 mejores salmos para pedir ante la bondad de Cristo por su mano sanadora para curar cualquier da√Īo o enfermedad propia o de nuestro pr√≥jimo.

Salmo 6 para la sanidad

David clama misericordia a Jehov√° ‚ÄĒ Pide ser sanado y salvado.

1. Jehov√°, no me reprendas en tu furor, ni me castigues con tu ira.

Salmo 6:1

2. Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque yo estoy debilitado; sáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen.

Salmo 6:2

3. Tambi√©n mi alma est√° muy turbada; y t√ļ, oh Jehov√°, ¬Ņhasta cu√°ndo?

Salmo 6:3

4. Vuélvete, oh Jehová, libra mi alma; sálvame por tu misericordia,

Salmo 6:4

5. Porque en la muerte no hay memoria de ti. ¬ŅQui√©n te alabar√° en el Seol?

Salmo 6:5

6. Cansado estoy por mis quejidos; todas las noches inundo de llanto mi lecho, riego mi cama con mis l√°grimas.

Salmo 6:6

7. Mis ojos se consumen por el pesar; se han envejecido a causa de todos mis adversarios.

Salmo 6:7

8. Apartaos de m√≠, todos los obradores de iniquidad, porque Jehov√° ha o√≠do la voz de mi llanto.

Salmo 6:8

9. Jehov√° ha o√≠do mi s√ļplica; Jehov√° aceptar√° mi oraci√≥n.

Salmo 6:9

10. Se avergonzar√°n y se turbar√°n mucho todos mis enemigos; se volver√°n y s√ļbitamente ser√°n avergonzados.

Salmo 6:10
¬ŅQu√© son los salmos para la salud?

Cuando David enferm√≥ gravemente, siendo siervo de Jehov√°, este busc√≥ en primera instancia la cura de la mano del hombre y su enfermedad solo agrav√≥ m√°s. No fue sino hasta las √ļltimas instancias que David implora a Jehov√°, pero no por su salud sino por haber pecado contra √©l.

David fue lo suficientemente sabio para reconocer a tiempo que solo la divinidad de Dios podría poner fin a todos sus pesares y alejarle de la muerte, es por tanto que el hombre se humilló ante él, rogó por su perdón, suplicó ser escuchado y aliviado y fue solo entonces cuando la misericordia del Rey de los Cielos llegó hasta él.

De este Salmo debemos aprender a poner siempre primero en manos de Dios nuestros problemas de salud, primero clamar por nuestro perdón, reconocer nuestros errores y pedir por la cura de nuestras enfermedades o la de nuestros seres queridos, pues es el perdón de Jehová la principal cura para todo problema de salud.

Salmo 23 por la salud

David declara que ha andado en integridad y obediencia ‚ÄĒ √Čl ama la casa de Jehov√°.

1. J√ļzgame, oh Jehov√°, porqu√© yo en mi integridad he andado; he confiado asimismo en Jehov√°; no vacilar√©.

23:1

2. Pru√©bame, oh Jehov√°, y exam√≠name; escudri√Īa mi mente y mi coraz√≥n.

23:2

3. Porque tu misericordia est√° delante de mis ojos, y en tu verdad he andado.

23:3

4. No me he sentado con hombres falsos, ni ir√© con los que simulan.

23:4

5. Aborrecí la reunión de los malignos, y con los impíos nunca me sentaré.

23:5

6. Lavar√© en inocencia mis manos, y andar√© alrededor de tu altar, oh Jehov√°,

23:6

7. Para exclamar con voz de acción de gracias, y para contar todas tus maravillas.

23:7

8. Jehov√°, la habitaci√≥n de tu casa he amado, el lugar de la morada de tu gloria.

23:8

9. No lleves mi alma junto con los pecadores ni mi vida con hombres sanguinarios.

23:9

10. En cuyas manos est√° el mal, y su diestra est√° llena de sobornos.

23:10

11. Mas yo andaré en mi integridad; redímeme y ten misericordia de mí.

23:11

12. Mi pie ha estado en rectitud; en las congregaciones bendeciré a Jehová.

23:12
salmos para pedir salud

Luego de David ser salvado de las sombras y ser curado de sus agobiantes problemas de salud por la gloria de Jehov√°, este decide mostrar su gratitud exclamando ante Dios que est√° listo para servirle ejemplarmente, dejando a un lado sus vicios, sus malas compa√Ī√≠as, sus instintos banales.

Un claro recordatorio de que cuando Dios nos cobre con su manto de sanidad para alejar de nuestra vida cualquier enfermedad y dolor, lo hace porque quiere llevarnos hacia su gloria, porque siente amor por nosotros y nos quiere ver convertidos en personas de bien, en siervos dignos de su bendición.

En otras palabras, cuando recibimos la salud de Jehov√°, desprenderse de todo aquello que causo tales problemas es una tarea prioritaria. Arrepentirse de nuestros errores y ofensas al Se√Īor y comprometerse a seguir su palabras es la √ļnica medicina efectiva para vivir sanos el resto de la vida.

Salmo 88 para pedir salud

Oración de quien se siente desamparado y pregunta si la misericordia de Jehová será proclamada en el sepulcro.

1. Oh Jehová, Dios de mi salvación, día y noche clamo delante de ti.

88:1

2. Llegue mi oración a tu presencia; inclina tu oído a mi clamor,

88:2

3. Porque mi alma est√° hastiada de males, y mi vida cercana al Seol.

88:3

4. Soy contado con los que descienden a la fosa; soy como hombre sin fuerzas,

88:4

5. Libre entre los muertos, cómo los muertos que yacen en el sepulcro, dé quienes ya no te acuerdas que han sido apartados de tu mano.

88:5

6. Me has puesto en la fosa m√°s profunda, en tinieblas, en lugares profundos.

88:6

7. Sobre m√≠ reposa tu ira, y me has afligido con todas tus olas. Selah

88:7

8. Has alejado de mí a mis conocidos; me has puesto como abominación para ellos; encerrado estoy y no puedo salir.

88:8

9. Mis ojos han languidecido a causa de la aflicci√≥n; te he invocado, oh Jehov√°, cada d√≠a; he extendido hacia ti mis manos.

88:9

10. ¬ŅHar√°s maravillas a los muertos?¬ŅSe levantar√°n los muertos para alabarte? Selah

88:10

11. ¬ŅSer√° proclamada en el sepulcro tu misericordia, o tu verdad en el Abad√≥n?

88:11

12. ¬ŅSer√°n conocidas en las tinieblas tus maravillas, y tu justicia en la tierra del olvido?

88:12

13. Mas yo a ti he clamado, oh Jehov√°; y de ma√Īana mi oraci√≥n se presenta delante de ti.

88:13

14. ¬ŅPor qu√©, oh Jehov√°, desechas mi alma?¬ŅPor qu√© escondes de m√≠ tu rostro?

88:14

15. Yo estoy afligido y a punto de morir desde la juventud; he sobrellevado tus terrores; he estado medroso.

88:15

16. Sobre mí han pasado tus iras; tus terrores me han destruido.

88:16

17. Me han rodeado como aguas continuamente; a una me han cercado.

88:17

18. Has alejado de m√≠ al amigo y al compa√Īero; y las tinieblas son mis conocidos.

88:18
salmos por la salud

Este impactante salmo se conoce además como la pieza más triste del registro del Salterio, es un salmo que a primeras impresiones nos parece lamentable, podría hacer ver a Dios ante la mirada de muchos como un padre egoísta, mal agradecido y como castigador severo, pero no es esa la interpretación que quería mostrarnos su autor.

El salmista est√° atravesando una situaci√≥n de salud deplorable que lo tiene al borde de la muerte, sin compa√Ī√≠a de familiares ni amigos, sin esperanzas ya de ser sanado, pero con una sola cosa intacta: su fe en que solo Dios es la cura para sus males. Aunque el hombre dice sentirse abandonado y camino al otro mundo, a√ļn est√° exclamando a Dios.

La biblia nunca nos dice que Dios nos hará libres de sufrimientos y que la vida será hermosa siempre, nos dice que él es el camino hacia la vida, para la muerte y de la resurrección. El abatido hombre es ejemplo ideal de que los planes de Dios no son iguales a los nuestros pero siempre tienen un objetivo, llevarnos hasta su gloria.

Salmo 41 para la salud

Salmo mesi√°nico de David ‚ÄĒ Bienaventurado el que piensa en el pobre ‚ÄĒ Se predice la traici√≥n de Judas.

1. Bienaventurado el que piensa en el pobre; en el d√≠a malo lo librar√° Jehov√°.

41:1

2. Jehov√° lo guardar√°, y lo mantendr√° con vida y ser√° bienaventurado en la tierra; y no lo entregar√° a la voluntad de sus enemigos.

41:2

3. Jehov√° lo sostendr√° en el lecho del dolor; ablandar√° su cama en la enfermedad.

41:3

4. Yo dije: Oh Jehov√°, ten misericordia de m√≠, sana mi alma, porque contra ti he pecado.

41:4

5. Mis enemigos hablan mal de m√≠, preguntando:¬ŅCu√°ndo morir√° y perecer√° su nombre?

41:5

6. Y si alguno viene a verme, habla mentira; su coraz√≥n recoge para s√≠ iniquidad, y al salir fuera, la divulga.

41:6

7. Reunidos murmuran contra m√≠ todos los que me aborrecen; contra m√≠ traman el mal, diciendo:

41:7

8. Una pestilencia se ha apoderado de él; el que cayó en cama no volverá a levantarse.

41:8

9. Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan com√≠a, alz√≥ contra m√≠ el calca√Īar.

41:9

10. Mas t√ļ, oh Jehov√°, ten misericordia de m√≠ y hazme levantar, y les dar√© su pago.

41:10

11 Por esto sé que te complaces en mí, en que mi enemigo no cante victoria sobre mí.

41:11

12 En cuanto a mí, en mi integridad me has sustentado, y me has hecho estar delante de ti para siempre.

41:12

13 Bendito sea Jehová, el Dios de Israel ,por los siglos de los siglos. Amén y Amén.

41:13
salmos para pedir salud

David, el ejemplar siervo de Jehová nos muestra dos lecciones importantísimas. Primeramente menciona la gran relevancia de ayudar al pobre y al necesitado, nos dice que cuando de corazón extendemos muestra ayuda al más vulnerable, nos ganamos las bendiciones de Dios para aliviar nuestros pesares y curar nuestras enfermedades.

Dice luego David los enemigos, no de nosotros sino de Dios, esperan con ansias siempre ver caer al fiel y devoto para exclamar ante otros: ‚Äú¬ŅD√≥nde est√° ese Dios al que rezas?‚ÄĚ, e intentar minimizar el infinito poder con el que Cristo tiene el control de todo tiempo, todo espacio y todo ser en existencia.

Es por ello que cuando pedimos con clamor y fe al Padre Celestial y este nos brinda una buena salud, es nuestro deber dar testimonio de su gloria, porque a un doctor le pagamos su atención con dinero, pero Dios no quiere nuestro dinero, Dios quiere que mostremos al mundo que las intenciones de sus enemigos nunca serán mayores a su gloria eterna.

Salmo 91 para pedir salud y protección

Salmo mesi√°nico ‚ÄĒ Dios librar√° al Mes√≠as del terror, de la pestilencia y de la guerra ‚ÄĒ Dios a Sus √°ngeles mandar√° por el Mes√≠as y lo librar√° y honrar√°.

1. El que habita al abrigo del Alt√≠simo morar√° bajo la sombra del Omnipotente.

91:1

2. Dir√© yo de Jehov√°: Refugio m√≠o y fortaleza m√≠a; mi Dios, en quien confiar√©.

91:2

3. Porque él te librará de la trampa del cazador, dé la peste destructora.

91:3

4. Con sus plumas te cubrir√°, y debajo de sus alas hallar√°s refugio; escudo y adarga es su verdad.

91:4

5. No temer√°s el terror nocturno, ni la saeta que vuele de d√≠a,

91:5

6. Ni la pestilencia que ande en la oscuridad, ni la plaga que en pleno día destruya.

91:6

7. Caer√°n a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegar√°.

91:7

8. Ciertamente con tus ojos mirar√°s, ver√°s la recompensa de los malvados.

91:8

9. Porque has puesto a Jehov√°, que es mi refugio, al Alt√≠simo, como tu morada,

91:9

10. No te sobrevendr√° mal, ni plaga tocar√° tu morada.

91:10

11. Pues mandar√° a sus √°ngeles por ti, para que te guarden en todos tus caminos.

91:11

12. En las manos te llevar√°n, para que tu pie no tropiece en piedra.

91:12

13. Sobre el león y la víbora pisarás; hollarás al cachorro del león y a la serpiente.

91:13

14. Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; lo pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

91:14

15. Me invocará y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; lo libraré y le honraré.

91:15

16. Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación.

91:16
salmos para pedir salud y proteccion

En una conversaci√≥n con sus siervos, David quien fue sanado por Jehov√° dice que cuando ponemos a Cristo Rey de los Cielos delante de nosotros en todo momento, no habr√° plaga que pueda da√Īarnos, les dice que Dios incluso nos har√° ver caer a propios y extra√Īos que no le buscaron ni le declararon su se√Īor.

Lo m√°s importante de este salmo es interpretar debidamente la frase no te ‚Äúsobrevendr√° mal‚ÄĚ. Nunca dice Dios que nuestra vida estar√° excluida de dolores o problemas por seguirle, a los que se refiere con ‚Äúsobrevendr√°‚ÄĚ es que males y enfermedades podr√°n venir, pero que ninguna ser√° muy grande o fuerte como para no ser sanada.

Cuando grandes enfermedades y tragedias estén causando mucho dolor a otros, a quien obra bajo la gloria de Jehová, a quien sigue su palabra y da testimonio de su divinidad será cubierto con su manto protector y podrá estar de pies mientras otros caen, podrá respirar bien cuando a otros les falte el aire, porque esa es la promesa de Dios.

¬ŅQu√© son los salmos para la salud?

Se trata de una serie de Salmos que nos muestran temáticas asociadas a la salud, ya sea de cómo pedir a Dios para que nos cure o a nuestros allegados, cómo evitar dolores y malestares o nos muestra algunos pasajes de como Jehová sanó a sus siervos.

Preguntas frecuentes de los salmos para la salud

¬ŅCu√°l es el salmo de salud?

Son muchos los salmos que nos pueden ayudar a pedir a Dios por nuestra salud, en esta plataforma podr√°s conocer los mejores para pedir por tu bienes y el de los tuyos.

¬ŅC√≥mo pedir a Dios por salud?

Principalmente tienes que poner a Dios por delante de todos tus problemas y clamar por su gloria y sanación con fe absoluta en que él podrá poner fin a todo pesar.