Salmo 127 | Explicación y cómo aplicarlo en la vida

salmo 127
Índice
  1. Explicación del Salmo 127
  2. Cómo aplicar el Salmo 127 en la Vida
  3. Preguntas frecuentes del salmo 127

La prosperidad viene de Jehová
Cántico gradual; para Salomón.

 

1 Si Jehová no edificare la casa,

En vano trabajan los que la edifican;

Si Jehová no guardare la ciudad,

En vano vela la guardia.

Salmo 127:1

2 Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar,

Y que comáis pan de dolores;

Pues que a su amado dará Dios el sueño.

Salmo 127:2

3 He aquí, herencia de Jehová son los hijos;

Cosa de estima el fruto del vientre.

Salmo 127:3

4 Como saetas en mano del valiente,

Así son los hijos habidos en la juventud.

Salmo 127:4

5 Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos;

No será avergonzado

Cuando hablare con los enemigos en la puerta.

Salmo 127:5

Explicación del Salmo 127

Hay quienes creen que David escribió este salmo pensando en Salomón. Aunque las preposiciones hebreas plantean diferentes significados, y algunos suponen que fue escrito por Salomón. Ya que el título podría significar "para", como, "de". Sin embargo, nosotros preferimos centrarnos en la autoría salomónica, porque tiene un contexto literario muy similar a los proverbios. Es un salmo que, si se compara a la mayoría, llama considerablemente la atención. 

Este salmo está constituido por dos secciones que suponen no estar relacionadas la una con la otra. En los primeros versículos, que son del 1 al 2, el autor plantea el valor del empeño, el esfuerzo y la decisión humana de conseguir algo. Sin embargo, los versículos 3 al 5, se refieren a la bendición por parte del Señor

Parece que está relacionado con dos personas diferentes, la primera estrofa se la dedica a alguien, mientras que la segunda para otra. En los versículos 1 y 2 nos percatamos, mediante una lectura superficial, que las intenciones del autor es que cualquiera que lo lea pueda adquirir el comportamiento laborioso, pero sin dejar de lado a Dios, ya que, en otro caso, sería vanidad. 

El autor se centra en reflexionar: ¿La labor de los hombres tiene algún valor cuando no encomiendan sus proyectos a Dios? ¿Aunque un hombre se afane podrá agregar un codo a su estatura? ¿Es posible que los humanos puedan modificar la bendición de Dios? Muy similar al libro de Eclesiastés, pero con una prosa poética, el escritor se dedica a evaluar la vida desde diferentes perspectivas, esperando que sus lectores analicen y le den un contexto filosófico. 

Cómo aplicar el Salmo 127 en la Vida

Para aplicar este salmo en nuestra vida debemos profundizar sobre el mensaje que intenta transmitirnos su autor ¡Aquí te explicaremos más sobre esto!

El autor ha llegado a la conclusión de que: "Si Jehová no edifica la casa, de nada servirá que trabajen en ella. Si Jehová no guarda la casa, de muy poco le valdrá al que la guarda". Lo único que tiene valor es lo que se hace para el Señor. Sobre el trabajo humano, todo es vanidad. 

Salomón nos plantea que el ser humano se afana en vano. Dios le proporcionará a su amado el sueño que necesita. Es decir, el Padre le brinda reposo y paz a quien está con Él. Estos versículos nos dejan en claro que la bendición del Señor es imprescindible, y que sin ella no somos absolutamente nada. Jehová es quien se hace cargo de proteger la ciudad, de edificar la casa y de proporcionar alimento. La cosecha humana no tiene ningún valor. 

Es similar a la enseñanza bíblica de la persona que construyó su casa sobre la arena. Cuando llega la tormenta, es derrumbada. Este mensaje lo encontramos en Mateo 7:26-27. Este salmo procura brindarnos una percepción filosófica sobre la vida –como ya se ha comentado-. Nos bombardea con versos que nos dejan en claro que el único que tiene el control sobre todo en la tierra es Dios, y que no hay nada por fuera de Él. 

Sobre la manera de aplicarlo a nuestra vida, es preciso que aceptemos la realidad que nos plantea sobre la majestuosidad de Dios, de manera que esto fortalezca nuestra fe en el altísimo. Debemos desarrollar un comportamiento laborioso, pero siempre tenemos que tener a Dios de primero en nuestra vida. Ya que, si hay riquezas, pero no está Dios, de nada servirá lo que podamos acumular.

Preguntas frecuentes del salmo 127

Ya que has leído este salmo, es probable que tengas algunas dudas relacionadas que te solventaremos en este apartado.

¿Qué significa el salmo 127?

Es un llamado a las personas para que depositen su confianza en el Señor. Nos muestra la diferencia que hay entre aquellos que creen en Dios y colocan sus preocupaciones en Él, y en los que confían en su propio juicio, cuyo trabajo termina siendo en vano.

¿Quién escribió el salmo 127?

Fue escrito por Salomón.

¿Qué quiere decir el salmo 127?

La necesidad de afanarse siempre está presente. Es necesario evitarlo. Este salmo nos invita a centrarnos en Dios, y colocar todo nuestro empeño en agradarle. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: DetrasDelSalmo.Com.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

DetrasDelSalmo.Com utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Para continuar, tiene que aceptar su uso. Leer más.