Salmo 28 | Explicación y cómo aplicarlo en la vida

salmo 28
Índice
  1. Explicación del Salmo 28
  2. Cómo aplicar el Salmo 28 en la Vida
  3. Preguntas frecuentes del salmo 28

Plegaria pidiendo ayuda, y alabanza por la respuesta
Salmo de David.

 

1 A ti clamaré, oh Jehová.

Roca mía, no te desentiendas de mí,

Para que no sea yo, dejándome tú,

Semejante a los que descienden al sepulcro.

Salmo 28:1

2 Oye la voz de mis ruegos cuando clamo a ti,

Cuando alzo mis manos hacia tu santo templo.

Salmo 28:2

3 No me arrebates juntamente con los malos,

Y con los que hacen iniquidad,

Los cuales hablan paz con sus prójimos,

Pero la maldad está en su corazón.

Salmo 28:3

4 Dales conforme a su obra, y conforme a la perversidad de sus hechos;

Dales su merecido conforme a la obra de sus manos.

Salmo 28:4

5 Por cuanto no atendieron a los hechos de Jehová,

Ni a la obra de sus manos,

Él los derribará, y no los edificará.

Salmo 28:5

6 Bendito sea Jehová,

Que oyó la voz de mis ruegos.

Salmo 28:6

7 Jehová es mi fortaleza y mi escudo;

En él confió mi corazón, y fui ayudado,

Por lo que se gozó mi corazón,

Y con mi cántico le alabaré.

Salmo 28:7

8 Jehová es la fortaleza de su pueblo,

Y el refugio salvador de su ungido.

Salmo 28:8

9 Salva a tu pueblo, y bendice a tu heredad;

Y pastoréales y susténtales para siempre.

Salmo 28:9

Explicación del Salmo 28

El salmista tiene en claro a quién acudirá, en el versículo 1 dice: "A ti clamaré, Jehová. Roca mía". Dios es su amigo confiable, su seguro, en quien pone su fe. Cuando está padeciendo una mala situación, no se dirige a alguna persona, a otro sitio, o una divinidad pagana. Clama al altísimo.

Aunque David confiaba en Dios, él tiene en claro que debía seguir clamando. Además de esto, David le pide al Señor que no se mantenga en silencio. Aunque sabemos que es desesperante querer tener una respuesta y siempre toparnos con el silencio, Dios al final responde. Pero también es preciso que aprendamos a encontrar la respuesta del Señor en medio del silencio

El salmista utiliza una expresión muy parecida al de salmos 88:4 y 143:7 cuando dice: "si me dejas, seré parecido a los descendientes del sepulcro", es una manera en la que David implora a Jehová que no esté distante de su padecimiento. 

El problema que tiene David, es peligro de muerte. En los primeros versículos de este salmo se habla de sus enemigos, pero no se lee sobre el tipo de persecución que está padeciendo. Por eso podemos preguntarnos: ¿qué peligro están haciendo que el salmista se encuentre al borde de la muerte? Podemos suponer que consiste en un problema de tentación. No cabe duda de que la tentación, por sí misma, representa un peligro de muerte, ya que puede llevar a las personas a sacar lo peor de ellos. En este pasaje David condena calurosamente al pecado. 

Se considera similar a los que, a raíz de sus hechos, su desobediencia y su desprecio al Señor, se encuentran escogiendo el camino del mal, y no el de vida, que solo puede proporcionarlo Cristo Jesús. David deja en claro que está atormentado. Y el Señor es su único refugio, el único que puede brindarle fuerza en esta situación tan compleja que está padeciendo. Bajo ninguna circunstancia quiere dejarse llevar por el mal, y en vista de que no cuenta con la voluntad interior y necesaria para estar firme en los caminos de Dios, decide clamar. 

Este salmo es esencial para fortalecer la fe de las personas que están esperando por una respuesta del altísimo. Nos enseña a ser pacientes y tener la confianza en que Él responderá a nuestras suplicas. 

Cómo aplicar el Salmo 28 en la Vida

Este salmo nos enseña cómo debemos clamar a Dios. Y las claves de cómo aplicarlo en la vida se encuentran encerrada en los versos que empeñó el poeta. Tomemos como referencia los primeros versículos para esto.

En el versículo 2 podemos ver cómo le pide al Señor que no lo desampare, que oiga su súplica. David clama alzando sus manos al templo. Cuando los israelitas oraban lo solían hacer viendo a Jerusalén, y cuando lo hacían en Jerusalén, lo hacían viendo hacia el templo. 

Hay un comportamiento que es común en la adoración de los judíos, y consiste en levantar las manos. Es una representación física del estado espiritual. Los judíos mezclan lo mental, lo físico y lo de carácter espiritual en el proceso de adoración. Similar al mendigo que extiende sus manos cuando quiere pedir algo. El hombre también extiende sus manos a Dios, como una manera de buscar de Él, y de plantear su necesidad. Aprendamos a hacer lo mismo cuando clamemos. 

En los próximos versículos vemos como el salmista comenta a Dios sus peticiones. Se puede resumir en dos: "no me arrebates juntamente con los malos" y "dales su merecido según la obra de sus manos". Lo más importante de este salmo es que nos enseña la manera de hacer la introducción a una plegaria, y también nos especifica cómo debe desarrollarse.

Recordemos que el corazón de David era muy agradable ante los ojos de Dios. Así que la manera en la que él se comunicaba con el Señor es muy importante de tomar como modelo de referencia de cómo nosotros debemos proceder.

Preguntas frecuentes del salmo 28

Ya que has leído este salmo, es probable que tengas algunas dudas que vamos a solventar a continuación.

¿Qué significa el salmo 28?

Este salmo nos habla sobre la forma en la que debemos comunicarnos con el Señor cuando estamos padeciendo por una circunstancia compleja.

¿Quién escribió el salmo 28?

Fue escrito por el rey David.

¿Qué quiere decir el salmo 28?

Este escrito nos plantea la vida de David, su percepción sobre la vida y la relación que tenía con Dios. Si necesitamos un modelo de referencia de la manera en que tenemos que formular nuestras oraciones, podemos tomar como referencia este escrito que nos enseña a pedirle a Dios por nuestra seguridad, dirección y fortalecimiento. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

DetrasDelSalmo.Com utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Para continuar, tiene que aceptar su uso. Leer más.