Salmo 131 | Explicación y cómo aplicarlo en la vida

Cántico para los peregrinos que suben a Jerusalén. Salmo de David.

1.- Señor, mi corazón no es orgulloso; mis ojos no son altivos. No me intereso en cuestiones demasiado grandes o impresionantes que no puedo asimilar.

Salmo 131:1

2.- En cambio, me he calmado y aquietado, como un niño destetado que ya no llora por la leche de su madre. Si, tal como un niño destetado es mi alma en mi interior.

Salmo 131:2

3- Oh Israel, pon tu esperanza en el Señor ,ahora y siempre.

Salmo 131:3

Explicación del Salmo 131

Explicación del Salmo 131

Este es uno de los salmos más cortos que encontramos en el libro, sin embargo, el rey David aprovecha muy bien cada uno de sus 3 versículos para dejarnos un mensaje importante.

El título del salmo 131 es “confiando en Dios como un niño” y precisamente eso es lo que refleja el salmo, la confianza de un hombre que entiende que Jehová es lo más importante en su vida y el único que puede ayudarlo a cumplir sus sueños y todo lo que se proponga.

En el inicio del salmo vemos a David hablando sobre si mismo, él admite que su corazón no había caído cautivo de la vanidad ni miraba a los demás como si fuera alguien superior a pesar de su puesto de rey.

David también admite que nunca había tenido esa mentalidad de creerse el más grande ni en nada que creyera que no era para él, siempre se mantuvo humilde.

Existía una parte del rey que deja bien clara en el versículo 2 y es que se sentía como un niño cuando es destetado, ese momento en el que deja de recibir leche materna y comienza a adaptarse a la comida general, y la vida se hace menos sencilla. Él dice que su alma se sentía como ese niño, ahora le tocaba independizarse, pero que aún así su confianza estaba puesta en Dios, ese Todopoderoso que le había concedido tantas bendiciones y que lo había ayudado a crecer, madurar hasta convertirse en el gran rey que fue.

Cómo aplicar el Salmo 131 en la Vida

Cómo aplicar el Salmo 131 en la Vida

El cántico de David en el salmo 131 nos deja ver el gran adorador que fue este rey. Esta palabra nos enseña a ser cómo él en esa parte. Cómo cristianos debemos poner la adoración a Dios en primer lugar de nuestras vidas, él debe ser el primero en todo y debemos otorgarle lo mejor de nosotros.

Cada día que nos levantemos debemos agradecer por sus buenas obras, por ese amor incondicional que nos ofrece y su infinita misericordia que se renueva cada mañana, hasta llegar a un punto en el que podamos recitar este salmo sin tener que mentir ya que será lo que realmente pensamos y hemos demostrado.

Nuestro corazón no debe llenarse de vanidad a pesar de tener muchas bendiciones, como un buen puesto en el trabajo, un buen empleo o una excelente posición económica, por el contrario, debemos ser humildes porque eso es lo que le agrada a Dios, que sus hijos sigan el ejemplo de Jesucristo su primogénito cuando vino a la tierra.

Jesús era Dios y humano al 100% pero aunque pudo bajarse de la cruz en cualquier momento, cuando lo crucificaron y se burlaron de él en ningún momento le pidió al Padre que destruyera a los romanos, ni se alzó en ego por ser el hijo de Dios. Sino que su confianza estuvo puesta en Dios a pesar de que literalmente era un hijo destetado del Padre celestial, ya no estaba con él como había sido siempre, pero eso no lo hizo perder su fe, ni dudar del plan del Padre. Así debemos ser nosotros, confiar en él Dios que nos salvó y brindarle adoración en gratitud por su misericordia

Preguntas frecuentes del Salmo 131

Quizás necesites las respuestas a estas preguntas:

¿Qué significa el salmo 131?

Es un cántico de adoración que el rey David le ofrece a Dios, aceptando que confía en él como un niño, un niño que ha perdido a sus padres pero encontró a alguien en quien confiar de corazón.

¿Quién escribió el salmo 131?

El autor de este salmo es el rey David.

¿Qué quiere decir el salmo 131?

Debemos ser adoradores en todo momento, y cristianos que confíen en el Padre como un niño que puede entregar su confianza fácilmente porque sabe que sus padres no le harán dañó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.