Salmo 136 | Explicación y cómo aplicarlo en la vida

salmo 136
Índice
  1. Explicación del Salmo 136
  2. Cómo aplicar el Salmo 136 en la Vida
  3. Preguntas frecuentes del salmo 136

Alabanza por la misericordia eterna de Jehová

 

1 Alabad a Jehová, porque él es bueno,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:1

2 Alabad al Dios de los dioses,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:2

3 Alabad al Señor de los señores,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:3

4 Al único que hace grandes maravillas,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:4

5 Al que hizo los cielos con entendimiento,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:5

6 Al que extendió la tierra sobre las aguas,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:6

7 Al que hizo las grandes lumbreras,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:7

8 El sol para que señorease en el día,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:8

9 La luna y las estrellas para que señoreasen en la noche,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:9

10 Al que hirió a Egipto en sus primogénitos,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:10

11 Al que sacó a Israel de en medio de ellos,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:11

12 Con mano fuerte, y brazo extendido,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:12

13 Al que dividió el Mar Rojo en partes,

Porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:13

14 E hizo pasar a Israel por en medio de él,

Porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:14

15 Y arrojó a Faraón y a su ejército en el Mar Rojo,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:15

16 Al que pastoreó a su pueblo por el desierto,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:16

17 Al que hirió a grandes reyes,

Porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:17

18 Y mató a reyes poderosos,

Porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:18

19 A Sehón rey amorreo,

Porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:19

20 Y a Og rey de Basán,

Porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:20

21 Y dio la tierra de ellos en heredad,

Porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:21

22 En heredad a Israel su siervo,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:22

23 Él es el que en nuestro abatimiento se acordó de nosotros,

Porque para siempre es su misericordia;

Salmo 136:23

24 Y nos rescató de nuestros enemigos,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:24

25 El que da alimento a todo ser viviente,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:25

26 Alabad al Dios de los cielos,

Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 136:26

Explicación del Salmo 136

El versículo 1 nos exhorta a glorificar a Jehová, y nos especifica que Él es bueno. Debemos honrar al que proporciona todo lo favorable que podemos gozar en la tierra. Él es siempre misericordioso y su palabra nos muestra, a través de ejemplos históricos, este hecho. Este atributo se repite varias veces en el salmo 118, haciendo alusión a que es una de sus características principales. 

David repite que Dios es misericordioso hasta 26 veces en este escrito. La palabra nos enseña que Él no duda en cuidar de sus hijos. El Padre jamás se cansa de dar misericordia, y nosotros nunca nos cansamos de recibirla. Mayor bendición es dar que recibir, y es un precepto bíblico que se ajusta a la perfección a la relación espiritual que podamos tener con el Señor, siendo Él el ejemplo más categórico de esto. 

Dios es bondadoso, y su bondad parte de una fuente que jamás llega a secarse. La gracia del Señor se ha mantenido desde el inicio del mundo, y lo hará hasta el final. Son diversos los personajes bíblicos que gozaron de la salvación divina. Abel tuvo parte de ella, Noé también, al igual que Jacob, Jeremías, David y Simeón.

Fue por la gracia de Dios que hubo personas que se salvaron del diluvio, también fue por su gracia que el humo de Sinaí no sofocó a los judíos. Ni siquiera la cautividad pudo con los israelitas. Y de acuerdo a Pablo, los propósitos de gracia –que implica la salvación- no se limitan aunque sea el fin del mundo. Cristo fue antes que Adán, y es por Él que tenemos esta gracia.

La palabra, a través de este salmo, nos invita a glorificar al Dios de los dioses. Ya que los paganos glorifican a sus dioses, nosotros también –y con más motivos aún- debemos centrarnos en alabar al Dios de Israel, que es el único y verdadero. El salmo 136 nos atestigua que Dios es una deidad suprema, cuya misericordia es perpetua. 

Cómo aplicar el Salmo 136 en la Vida

Hay muchas formas de aplicar este salmo en nuestra vida, puesto que nos proporciona más conocimientos sobre la forma de ser de Dios y nos permite comprender las actitudes que al Padre le encantaría que nosotros desarrollemos. 

El versículo 4 nos dice que Dios es el único que hace maravillas. Jehová es incomparable a los dioses paganos. El que todo lo puede es el Dios de Israel. Así que es imposible no percatarse que aquellos que glorifican a otros dioses solo están perdiendo su tiempo. 

No es necesario que la creación de Dios emprenda alguna acción para que Él pueda desarrollar su obra. Él es independiente y puede lograr todo lo que se propone, sin mediación de terceros. 

Este salmo invita a los cristianos a no sentirse avergonzados por las obras de Dios. Aprendamos a valorar lo sobrenatural que viene de Él. Cuando rechazamos lo sobrenatural, nos quedamos sin nada que conmueva nuestro corazón para glorificar al Padre. 

El versículo 5 nos plantea que el Dios de Israel fue quien creó los cielos. Los formó con sabiduría. La maquinaria celestial está completamente dominada por los dictámenes de Dios. Desde el principio de la creación de lo terrenal, cuando los ángeles lo adoraban –como dice su palabra-, el Señor se mostró siempre dispuesto a hacerlo todo perfecto. Y esta es una de las razones por las cuales debemos engrandecerlo.

Preguntas frecuentes del salmo 136

Son muchas las preguntas que pueden surgir tras haber leído este salmo. Procurando que nuestros lectores no queden con las dudas, por lo tanto, las solventaremos en este apartado. 

¿Qué significa el salmo 136?

La grandeza de Dios, su misericordia y su poderío es inigualable. Este salmo nos invita a reconocerlo como un ser supremo, cuyos propósitos son misteriosos. Destaca su papel como creador, y hace hincapié en que su voluntad es perfecta.

¿Quién escribió el salmo 136?

Fue escrito por el rey David.

¿Qué quiere decir el salmo 136?

Este salmo nos permite comprender un poco más sobre la naturaleza todopoderosa de Dios. Menciona los aspectos más importantes de su carácter y la manera en la que apoya a todos los que confían en Él. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

DetrasDelSalmo.Com utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Para continuar, tiene que aceptar su uso. Leer más.