Salmo 150 | Explicación y cómo aplicarlo en la vida

salmo 150
Índice
  1. Explicación del Salmo 150
  2. Cómo aplicar el Salmo 150 en la Vida
  3. Preguntas frecuentes del salmo 150

Exhortación a alabar a Dios con instrumentos de música
Aleluya.

 

1 Alabad a Dios en su santuario;

Alabadle en la magnificencia de su firmamento.

Salmo 150:1

2 Alabadle por sus proezas;

Alabadle conforme a la muchedumbre de su grandeza.

Salmo 150:2

3 Alabadle a son de bocina;

Alabadle con salterio y arpa.

Salmo 150:3

4 Alabadle con pandero y danza;

Alabadle con cuerdas y flautas.

Salmo 150:4

5 Alabadle con címbalos resonantes;

Alabadle con címbalos de júbilo.

Salmo 150:5

6 Todo lo que respira alabe a JAH.

Aleluya.

Salmo 150:6

Explicación del Salmo 150

El salmo anterior culmina con una alabanza al Padre. El autor hace una invitación a todos los israelitas -considerando que los escritos bíblicos también se aplican en la actualidad al pueblo de Dios, este salmo hace referencia a los cristianos- a que se unan a la glorificación de Dios, utilizando todos los instrumentos musicales posibles. 

El versículo 2 nos dice que lo alabemos de acuerdo a la inmensidad de su grandeza. Cuando hacemos referencia al Señor, es indiscutible que nada pequeño o mínimo, en ningún sentido, puede aplicarse a Él. Y cuando analizamos más profundamente su poderío, nos damos cuenta de que no hay nada que sea mayor a Él. Procuremos hacer nuestra alabanza apropiada para Dios ¡Cantemos con voz de júbilo! ¡Adoremos de todo corazón! Sus maravillas requieren que nos enfrasquemos a honrarlo como es debido. 

El versículo 4 nos enseña que debemos adorarle con instrumentos de cuerda y con flautas. Hoy en día existen más formas de glorificarlo ¡Y debemos usar todas las que podamos! Solamente hay un Dios que se debe glorificar, y ese es el Santo de Israel. 

"Que todo lo que respira lo alabe". Así reza otro de los versículos de este salmo. Nos referimos a todo ser viviente. Ya que el Señor nos dio aliento, procuremos que el aliento se convierta en una fuente de glorificación. Todas las criaturas vivientes debemos unirnos para honrarlo. El triunfo final de la iglesia de Dios será el día que todos se unan para rendirle homenaje y gloria al Padre, el Rey de reyes y Señor de señores.

El salmo 150, está centrado, especialmente, en solicitar la glorificación al único Dios, que reina por la eternidad. El salmista procura llevar su mensaje a la mente de sus lectores, de todas las formas en que le es posible. 

Cómo aplicar el Salmo 150 en la Vida

Este salmo nos permite comprender un poco más la naturaleza del Señor y del adorador genuino. La manera de aplicarlo a nuestra vida implica que captemos el mensaje que intenta transmitirnos, orientado principalmente a darle la gloria a Dios. 

No existe nada que sea más hermoso que el final de este salmo. Lo que podemos ver predominantemente es la solemnidad. No se modifica el curso del entusiasmo y la alegría manifestada por el autor, sino más bien, se mantiene en continuo desarrollo. 

No cabe duda que al final, tanto la iglesia como sus miembros, terminarán entrando en el descanso eterno. Y es en ese período donde todos nos uniremos a glorificar al Padre. Aunque en la tierra no haya concordancia entre todos los hermanos cristianos, en un futuro sí lo habrá. Y ahí está puesta la fe de los que esperan en Jehová. 

El salmo culmina con una nota de alabanza. Este, que es el último capítulo del libro de los salmos, concluye haciendo lo que mejor David sabía hacer: adorar a Dios de todo corazón. Afirma varias veces: ¡Aleluya! Nos deja en claro que glorificar al Señor es una de las mejores cosas que podemos hacer con nuestra vida. No consiste solamente en adorarlo en el templo, tenemos que hacerlo también en nuestro hogar, incluyendo en el silencio de nuestra habitación.

Recordemos que la alabanza que más aprecia el Señor es la que se hace de corazón. Es muy similar a las ofrendas que Él decide ver con buen ojo. Recordemos la ofrenda de Caín y Abel. Agradó más al Señor la de Abel, puesto fue hecha de todo corazón, con esmero, con todo lo que tenía a disposición. De igual manera, en nuestras alabanzas procuremos hacerlo con todas nuestras fuerzas. La idea es que nuestra adoración se eleve como perfume a sus pies.

Preguntas frecuentes del salmo 150

Ya que terminaste de leer este salmo, es muy probable que tengas algunas dudas que te solventaremos en este apartado.

¿Qué significa el salmo 150?

Este salmo es una invitación a darle la gloria a Dios por todas sus maravillas. Nos enseña a mantener la misma actitud de David, dotada de engrandecimiento hacia el Señor y enfocado siempre en honrarlo por todo lo que ha hecho.

¿Quién escribió el salmo 150?

Fue escrito por el rey David.

¿Qué quiere decir el salmo 150?

Este salmo nos permite comprender un poco más la naturaleza del Señor, y la manera en la que Él está con aquellos que lo glorifican de corazón, sin dejar de lado que se arrepienten de sus actos y deciden confiar en su voluntad. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

DetrasDelSalmo.Com utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Para continuar, tiene que aceptar su uso. Leer más.