Salmo 140 | Explicación y cómo aplicarlo en la vida

salmo 140
Índice
  1. Explicación del Salmo 140
  2. Cómo aplicar el Salmo 140 en la Vida
  3. Preguntas frecuentes del salmo 140

Súplica de protección contra los perseguidores
Al músico principal. Salmo de David.

 

1 Líbrame, oh Jehová, del hombre malo;

Guárdame de hombres violentos,

Salmo 140:1

2 Los cuales maquinan males en el corazón,

Cada día urden contiendas.

Salmo 140:2

3 Aguzaron su lengua como la serpiente;

Veneno de áspid hay debajo de sus labios. Selah

Salmo 140:3

4 Guárdame, oh Jehová, de manos del impío;

Líbrame de hombres injuriosos,

Que han pensado trastornar mis pasos.

Salmo 140:4

5 Me han escondido lazo y cuerdas los soberbios;

Han tendido red junto a la senda;

Me han puesto lazos. Selah

Salmo 140:5

6 He dicho a Jehová: Dios mío eres tú;

Escucha, oh Jehová, la voz de mis ruegos.

Salmo 140:6

7 Jehová Señor, potente salvador mío,

Tú pusiste a cubierto mi cabeza en el día de batalla.

Salmo 140:7

8 No concedas, oh Jehová, al impío sus deseos;

No saques adelante su pensamiento, para que no se ensoberbezca. Selah

Salmo 140:8

9 En cuanto a los que por todas partes me rodean,

La maldad de sus propios labios cubrirá su cabeza.

Salmo 140:9

10 Caerán sobre ellos brasas;

Serán echados en el fuego,

En abismos profundos de donde no salgan.

Salmo 140:10

11 El hombre deslenguado no será firme en la tierra;

El mal cazará al hombre injusto para derribarle.

Salmo 140:11

12 Yo sé que Jehová tomará a su cargo la causa del afligido,

Y el derecho de los necesitados.

Salmo 140:12

13 Ciertamente los justos alabarán tu nombre;

Los rectos morarán en tu presencia.

Salmo 140:13

Explicación del Salmo 140

El salmo 140 es una interesante continuación del 139, ya que se complementan el uno al otro. Se podría decir que ambos pueden leerse y en el proceso pensaríamos que no existe una separación. Nos habla sobre la vida del poeta, que es perseguido y cuyos enemigos desean destruirlo. Muy pocas veces David pudo descansar de la persecución. A través de este escrito le pide protección a Jehová, mientras que le demanda que aplique su justicia frente a sus enemigos. 

Tiene la confianza puesta en que Jehová se comportará como defensor de los oprimidos, y actuará como lo que es, el único y verdadero Dios. Hay pocos salmos que manifiesten una prosa dotada de fe y espiritualidad, tal como este. 

En el versículo uno, David está presentando su súplica a Dios. Su petición no es contra alguien en particular, sino que generaliza una conducta, y habla del 'hombre malo'. Son demasiados los que corresponden a esta categoría, pero es evidente que no todos tienen el mismo nivel de maldad. El autor le pide al Señor protección. Nos enseña que, lo mejor que podemos hacer es cobijarnos bajo la sombra de las alas de Jehová, ya que es el único que puede protegernos de las asechanzas del enemigo. 

Es común que los hombres que siguen el camino recto sean atacados. Podemos verlo en el caso de David, que tuvo que enfrentarse a Saúl, también lo vemos en el caso de Simei, Ahitofel y Doeg. Además de esto, lo hemos visto en el caso de Mardoqueo, que, aunque estaba sentado humildemente en una puerta, se vio obligado a enfrentarse a Amán. Y Jesucristo, aun siendo único e intachable en actitud, tenía un caudal de enemigos que deseaban destruirlo. 

No debemos aspirar estar en este mundo sin que padezcamos confrontaciones, y es común que, según el nivel de búsqueda espiritual que tengamos, aparezcan diversas personas que nos ataquen. Pero debemos confiar que podemos ser libres de sus garras, de manera que su malicia no pueda dejarnos secuelas que nos afecten a largo plazo. Este salmo también nos exhorta, de forma indirecta, a pedir justicia hacia los malvados. Es algo que podemos hacer a través de la oración.  

Cómo aplicar el Salmo 140 en la Vida

La palabra, a través de este salmo, nos dice que los enemigos maquinan continuamente en su corazón. Las maldades hechas de forma independiente no los satisfacen. También trabajan en conjunto y "organizan saetas" para atacar a los que hacen el bien. Hay ciertas maneras en que los malvados atacan: Conspiran con su corazón, son violentos y su lengua está impregnada de mentiras. 

Muy similar a la víbora, los malvados mueven la lengua de una manera tan rápida -para hacer alusión a las calumnias y murmuraciones-, que parece que están aguzando. Se dedican a disparar con sus lenguas –improperios- así como lo hacen las serpientes con su veneno. Su alma está dotada para la maldad. 

Además de esto, en este escrito encontramos la referencia a un comportamiento particular. Los hombres buenos, cuando son provocados, pueden proferir palabras de las que tarde o temprano se arrepentirán. Caen inconscientemente en el pecado. Inclusive, aquellos que dicen ser perfectos y mansos, cuando se encuentran en circunstancias graves, actúan agresivamente. Tenemos que pedirle al Señor en oración que tome control de nuestra boca y que encamine nuestras acciones por el camino del bien, para no desviarnos de sus preceptos. Es una de las formas en las que podemos aplicar este escrito a la vida.

En este salmo David le pide a Jehová que lo salve de las manos del impío. La correcta relación que tenía con el Señor le permitía ver las cosas desde una perspectiva diferente, y no atacaba a sus enemigos de la misma forma que lo agredían a él, sino que, más bien, se refugiaba en el Señor, manteniendo en mente que Él fuese su roca, escudo y salvador. Así debemos proceder nosotros. 

La información que te hemos proporcionado, que procede de un breve análisis de los versículos que componen este salmo, será de ayuda para que comprendas cómo aplicarlo a tu vida.

Preguntas frecuentes del salmo 140

Los cristianos que han terminado de leer este salmo tienen ciertas dudas que solventaremos en este apartado.

¿Qué significa el salmo 140?

La situación de David era trágica. Se sentía atacado por todos lados. Muchos lo calumniaban y murmuraban sobre él. En todo momento decide clamar a Dios, además de no responder de la misma manera que sus adversarios. Y es algo que debemos imitar como hijos del altísimo. 

¿Quién escribió el salmo 140?

Fue escrito por el rey David.

¿Qué quiere decir el salmo 140?

Este salmo nos permite comprender a uno de los siervos más fieles de la biblia. Nos dice cómo clamaba al Padre cuando se le presentaban problemas y qué tipo de reacciones tenía respecto a sus enemigos. Son actitudes que debemos considerar para moldear nuestra conducta. 

 

  1. Romina dice:

    Wow! GraciS por tus explicaciones, lo haces como facil de entender, gracias! y bendiciones, que bien lo ests haciendo! que Dios te bendiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

DetrasDelSalmo.Com utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Para continuar, tiene que aceptar su uso. Leer más.